¿Por qué algunos políticos cambian de opinión tan drásticamente? Plasencia rechazó con firmeza que se desmantelase el tren Ruta de la Plata en 2013, pero en julio de 2015… ¿Tanta fuerza tiene el lobby AVE?

«Los alcaldes estamos de acuerdo en seguir adelante con el proyecto de la vía verde», resumía Fernando Pizarro el pasado martes, tras el encuentro en su despacho. «Eso sí -matizaba también-, hay que tener en cuenta que bastaría la negativa de un municipio para que la iniciativa no pudiera seguir su curso».

¿Y qué es lo que ha hecho cambiar los puntos de vista, por qué en abril de 2013 se rechazó la idea y ahora no? El regidor placentino da la clave. «Por la vía actual no va a volver a circular un tren», afirma, apoyado en el criterio de los técnicos, que dejan claro este extremo. «En el caso de que el tren Ruta de la Plata reabriera -continúa Pizarro-, no circularía por el trazado actual, sino por uno de nueva construcción».


Es increíble que en una zona con apenas algunas montañas, se decida abandonar todo el trazado antiguo: Más expropiaciones, más pelotazos, más dinero público; son la única explicación de la política de despilfarro, no solo de dinero sino también del paisaje, como bien señala Joaquín Araujo en este corte de vídeo



Y es  que, ¿cómo puede pasarse de un rechazo firme del pleno a una reunión por detrás, por mucha mayoría absoluta que se tenga y finalmente a que la propia Junta de Extremadura se haga cargo, también, de poner el tren en segundo lugar respecto de cualquier otra opción?

Plasencia rechaza con firmeza que se desmantele el tren Ruta de la Plata

(01/05/2013)
El Pleno aprueba una moción en contra de levantar la vías y el Ayuntamiento estudiará todas las medidas para impedirlo en el término

Plasencia no renuncia al ferrocarril ‘Ruta de la Plata’. A poco de cumplirse los 120 años de acabar su construcción y 28 desde que un deshonroso 31 de diciembre de 1984 el Gobierno de Felipe González decretara cerrar la línea Plasencia-Astorga por criterios económicos, la ciudad se resiste una vez más a perder el histórico ferrocarril que la mantuvo conectada durante más de un siglo con el norte. Más aún si es para ser vendido como chatarra. La posibilidad de que esto suceda, ante la noticia de que Adif prepara un plan para vender los inmuebles que posee en las estaciones del antiguo corredor ferroviario, llevó a IU a hacer sonar las alarmas.

Anoche, la corporación volvió a reafirmar, por unanimidad, su voluntad de no renunciar a este ferrocarril al aprobar una moción que rechaza «contundentemente el levantamiento de la vía férrea Ruta de la Plata en el tramo Plasencia-Astorga». Además, el Ayuntamiento adquirió el compromiso de estudiar todas las posibilidades, incluidas las legales, para impedir el levantamiento de la vía en su término municipal. A esos acuerdos, durante el debate de la moción, se añadieron las coletillas de reiterar la reivindicación de reapertura del ferrocarril, que el pleno aprobó en noviembre de 2011, también a propuesta de IU, y la demanda de las Cámaras de Comercio de la Ruta de la Plata, en el mismo sentido, decidida en la asamblea celebrada en Plasencia.

La firme oposición al desmantelamiento de este eje de ferrocarril del oeste español se decidió a iniciativa de IU y después de un enredoso debate, más propio de negociación en junta de portavoces que de un pleno corporativo, en el que el PP acabó retirando la moción alternativa que el alcalde se llevó bajo la manga a la sesión y el PSOE renunció a alguna propuesta ‘in voce’.

Se trata de una causa que también apoya la Fempex, tal y como explicó ayer Fernando Pizarro que considera que el levantamiento de las vías sería «un batacazo emocional» para Plasencia. En línea con el Ayuntamiento y la Fempex está la Junta de Extremadura que se opone a levantar vías en la región como ha trasladado ya al delegado del Gobierno y a Adif. El propio consejero de Fomento defiende públicamente que en Extremadura no hay que quitar vías sino ponerlas.

La moción que el PP dejó en la cuneta se oponía al desmontaje del ferrocarril Plasencia-Astorga «salvo para otro fin que no fuera el de mejorar de la vía férrea para su posterior reapertura». También recogía el compromiso político de pedir al Gobierno de España que intensificase «los trabajos y estudios técnicos que cuantifiquen las posibilidades de apertura de la línea férrea» y que la dotase «con el presupuesto necesario para hacer una realidad la puesta en marcha 28 años después de su cierre». Hasta aquí sin problemas. El escollo fue un polémico tercer punto no compartido por la oposición: admitir la posibilidad de que ciertos tramos de la línea en el casco urbano de Plasencia no puedan volver a ser utilizados por lo que proponía al Gobierno central que «se mantengan como corredor verde», previa mejora y acondicionamiento para que pudieran ser explotados «como un atractivo turístico y parte de la historia de las construcciones de finales del siglo XIX y principios del XX». En esa línea estaba la aportación a la que el PSOE renunció, de adelantar los estudios sobre el futuro de la vía para conocer qué tramos se mantendrán o serán vías verdes. Ambas admitían el levantamiento parcial del eje.


Noticia en Hoy Digital el 26 de julio de 2015

La vía verde Plasencia-Béjar toma forma

  • Diez municipios se ponen de acuerdo en pedir que el trazado del viejo tren Ruta de la Plata se recicle en sendero turístico

Treinta años después del último viaje del tren Ruta de la Plata por Extremadura, esas vías con mucho pasado y nulo presente, que en algunos tramos apenas asoman, invadidas por la vegetación, están más cerca que nunca de desaparecer. El martes día 21, en Plasencia, se dio un paso importante para que el lugar del ferrocarril lo ocupen caminantes, senderistas, ciclistas y gente a caballo.

En el despacho más cuidado del Ayuntamiento se encontraron esta semana siete alcaldes y tres concejales de diez municipios cacereños: Plasencia, Oliva de Plasencia, Villar de Plasencia, Cabezabellosa, Jarilla, Casas del Monte, Segura de Toro, Aldeanueva del Camino, Hervás y Baños de Montemayor. Presidió el anfitrión, Fernando Pizarro. Y sobre la mesa, una pregunta: ¿Permitir que se levante la superestructura (carriles, traviesas y balasto) para habilitar en su lugar una vía verde?

Idéntica cuestión se planteó a finales de abril del año 2013, aquella vez en un salón de la sede de la Delegación del Gobierno en Cáceres. Y entonces, la respuesta de los alcaldes fue negativa. No todos tenían el mismo criterio, pero se impuso el argumento de que aceptar el desmantelamiento de esa infraestructura equivalía a renunciar para siempre a la reapertura de la línea Palazuelo-Astorga. Han pasado dos años y tres meses de aquel encuentro. Y las opiniones han cambiado.

Opiniones favorables

«Los alcaldes estamos de acuerdo en seguir adelante con el proyecto de la vía verde», resumía Fernando Pizarro el pasado martes, tras el encuentro en su despacho. «Eso sí -matizaba también-, hay que tener en cuenta que bastaría la negativa de un municipio para que la iniciativa no pudiera seguir su curso».

¿Y qué es lo que ha hecho cambiar los puntos de vista, por qué en abril de 2013 se rechazó la idea y ahora no? El regidor placentino da la clave. «Por la vía actual no va a volver a circular un tren», afirma, apoyado en el criterio de los técnicos, que dejan claro este extremo. «En el caso de que el tren Ruta de la Plata reabriera -continúa Pizarro-, no circularía por el trazado actual, sino por uno de nueva construcción».

Esto ya se sabía hace dos años, y de hecho ya se comentó en la reunión de entonces. Además, Adif (Administrador de Infraestructuras de Renfe) lo ha explicado desde entonces más de una vez. Pero ha tenido que pasar el tiempo para que los ayuntamientos contrarios a levantar la vía asuman que la plataforma actual en desuso no vale para los trenes de hoy en día. Por la pendiente que tiene en algunos tramos, por el ángulo de giro de algunas curvas, por las paredes de tierra y piedras que encajonan las vías en algunos puntos, por las condiciones en que están algunos túneles…

En el hipotético caso de que algún día vuelvan a circular trenes de Plasencia hacia el norte, lo harán por un trazado nuevo, que en buena parte discurrirá paralelo a la autovía A-66. No obstante, no parece que esto vaya a suceder pronto.

El Pitvi y el año 2024

A principios de octubre del año 2012, el Gobierno presentó su plan de infraestructuras para los años siguientes, un documento de 386 páginas al que la mayoría conoce por su acrónimo, Pitvi. En él no se contempla la reapertura del tren Ruta de la Plata, al que el Ministerio de Fomento sí incluye como una futura línea de alta velocidad que partiría de León y terminaría al juntarse con el AVE Madrid-Lisboa. Ahora bien, el horizonte que el Estado marca para ese plan es el año 2024. Con la particularidad de que se trata solo de una propuesta, sin asignación presupuestaria. Y otro aspecto a considerar: no todo lo que figura en los planes del Gobierno, da igual su signo político, se cumple. De hecho, el anterior plan al Pitvi apenas se llevó a cabo.

En esta tesitura, no todos los municipios del trazado Palazuelo-Astorga -sin tráfico de pasajeros desde el 31 de diciembre de 1984 y de mercancías desde 1996- han reaccionado igual. De las provincias que atravesaba ese tren, Cáceres es la única en la que no se ha levantado la plataforma.

En la segunda mitad de septiembre del año 2013 empezó a desmantelarse en suelo zamorano, entre Barcial del Barco y Maire de Castroponce. Poco después se siguió hasta La Bañeza (León), y también en el tramo entre Cubo del Vino y Zamora. En noviembre de ese mismo año se iniciaron esas mismas tareas en Salamanca, en concreto a la altura de Carbajosa de la Sagrada, en la conexión entre la capital charra y Alba de Tormes.

En la provincia de Cáceres, sin embargo, casi todo está como estaba hace tres décadas. La oposición que manifestaron los ayuntamientos en la reunión de abril de 2013 en Cáceres paralizó los planes de Adif, a quien el Ministerio ya había encargado el levantamiento de la vía.

Este retraso ayuda a explicar también por qué el proyecto de vía verde entre Plasencia y Béjar está más avanzado en la parte salmantina que en la extremeña. La excepción es Baños de Montemayor, que empezó a moverse antes que el resto y apoyó la opción a la que ahora se apuntan las demás. La localidad extremeña famosa por su balneario firmó el pasado 18 de mayo un convenio con los ayuntamientos salmantinos de Béjar, Puerto de Béjar y Cantagallo. En él se comprometen a ir dando los pasos necesarios hasta conseguir la vía verde. Y el pasado lunes, las cuatro localidades cumplieron un trámite más, al acordar que solicitarán al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente la conversión del tramo que discurre por sus términos municipales (18 kilómetros), acogiéndose al programa de Caminos Naturales.

Aprovechar la oportunidad

«Ese programa -explica Fernando Pizarro- prioriza rutas históricas como la Vía de la Plata, y es al que nos debemos acoger nosotros también». El alcalde añade que el Ministerio ya había aprobado una partida económica de cuatro millones de euros para la transformación de la superestructura. Ese dinero servirá para transformar la plataforma ferroviaria en un sendero apto para paseos, senderismo, ciclismo y caballos. Los ayuntamientos por los que pasa el camino tendrán que arrendar ese terreno. Su coste es de diez mil euros al año, pero propondrán a la Junta de Extremadura que sea ella quien se haga cargo de este concepto, como ya hace con la vía verde de las Vegas Altas. El gasto que quedaría por afrontar sería el del mantenimiento, que varía en función del número de habitantes y puede oscilar entre los cien euros por kilómetro y año que le costaría a Jarilla y los 500, aproximadamente, que tendría que pagar Plasencia, que cuenta en su término municipal con siete kilómetros.

Son detalles por perfilar, menores al lado del escollo que ha supuesto poner de acuerdo a diez alcaldes, algo que parece conseguido. «Si todo va como esperamos, nos gustaría firmar la petición para enviar al Ministerio en este mismo mes», anticipa Fernando Pizarro, a quien el proyecto le genera ilusión. Probablemente le suceda igual a senderistas, ciclistas, jinetes y amazonas. Cuando la vía verde sea realidad, tendrán 81 kilómetros (63 de Plasencia a Baños y 18 de ahí a Béjar) de paisaje por explorar. Y seguro, habrá quien los recorra al reclamo de la memoria propia, para recordar los días felices del tren Ruta de la Plata.


Y finalmente,  las contradicciones de ADIF :

Entrevista a Gonzalo Ferré, presidente de ADIF en 2014 en la Razón

–A uno le queda la impresión de que muchas de esas inversiones se han llevado a cabo pensando más en el votante que en el contribuyente o en el ciudadano. ¿Es así?

–Probablemente. Cuando llegamos a Adif nos dimos cuenta de que Adif pertenecía al lobby de las constructoras. Cuantas más cosas se hicieran, mejor. Nosotros nos hemos salido del lobby de las constructoras y nos hemos metido en el lobby del contribuyente, que es en el único en el que estamos dispuestos a estar. No hay que gastar mucho dinero sino el dinero imprescindible, y eso es lo que estamos haciendo. Cuando llegamos aquí había obras sin acabar por 14.000 millones de euros. Hechas y pagadas por el contribuyente, pero que no estaban en servicio porque no estaban finalizadas. El plan previsto para finalizarlas necesitaba de 29.000 millones de euros más, una cifra que es absolutamente inabordable en estos momentos para los contribuyentes.


Pero si en la línea Plasencia-Astorga, se hace todo un nuevo trazado, ¿No estamos volviendo al lobby de las constructoras. Con los tiempos que corren, ¿cómo vamos a creer todo lo que nos cuenten? Preferimos al Fernando Pizarro que estaba al margen de la corrupción de los centros económicos, pero en esto, parece se ha dejado llevar, solo en dos años se ha apuntado a despilfarrar dinero público, a desnaturalizar el camino de hierro, para hacerlo otro camino natural más para el ocio.

Con esta decisión Pizarro se apunta, como la Junta de Extremadura, a dejar el corredor Oeste sin tren y en caso de que se decida, por fin, recuperar la Vía de la Plata, tendrá que ser con nuevas expropiaciones para el nuevo trazado. No nos sobra dinero público cuando se está recortando cada día en educación y en Sanidad. 

Leer más:  «Adif era del lobby de los constructores, ahora es el de todos los contribuyentes»  http://www.larazon.es/portada/adif-era-del-lobby-de-los-constructores-ahora-es-el-de-todos-los-contribuyentes-BG6899344?sky=Sky-Junio-2017#Ttt1j0irOtO6MiDH


000100020003000400050006

Anuncios

3 comentarios en “¿Por qué algunos políticos cambian de opinión tan drásticamente? Plasencia rechazó con firmeza que se desmantelase el tren Ruta de la Plata en 2013, pero en julio de 2015… ¿Tanta fuerza tiene el lobby AVE?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s